-->

Artículos de opinión

Cartas a un fantasma

A ti,
que sin conocerte
llevo toda la vida esperándote.
Tengo que decir que he jugado a imaginarte
durante días, para acabar perdido
y buscándote durante toda la noche.

Yo que te he vestido de poesía
empezando por los pies,
y ni siquiera sé,
a qué saben tus besos.

Te declaro culpable
tú que has hecho que a otras le sea imposible.
Tú que me has escuchado cuando escribía,
sin llegar a saber que era exactamente a ti,
a quien iban dirigidos todos
y cada uno de mis versos.

A ti, mi más íntima desconocida.

Tú que aún no tienes nombre,
y yo que tampoco quiero ponértelo
Tú que me esperas un domingo por la tarde
cuando a solas haces planes para dos
en ese lugar que pronto podré llamar
mi propio lado de la cama.

Y se que eres tú,
y todos estos versos son para ti
porque te echo de menos sin conocerte,
y te he hecho de menos el amor,
para que pronto sean de más
y hagamos cuentas con las que me debes.

Te quiero, porque sin llegar a verte,
has tejido a mano mi segunda piel de seda,
y has bordado con carmín tu nombre a la altura
de mi cuello, para espantar a mujeres que intentan
morderme con la boca
y no con el corazón como has hecho tú.

Así que ven, levita hacia mí y atraviésame.

Porque cada paso que doy para acercarme a otras,
solo sirve para enamorarme más de ti.
Así que aquí te espero con la puerta abierta,
y por si acaso vienes con hambre,
tienes mi corazón,de par en par y (solo para ti),
encima de la mesa.





No hay comentarios:

Últimas 5 entradas escritas.
Widget últimas entradas Blogger