-->

Artículos de opinión

Princesas sin cuento.

Dicen que no hay príncipe sin princesa. Ni mucho menos princesa sin su cuento.

Nos enseñan a decir te quiero antes que me quiero. A creer en el amor aun cuando el mundo nos demuestra lo contrario. A decir frases tan estúpidas como daría mi vida por ti, o sin ti yo no soy nada. 

Nos enseñan a luchar por una relación, como si hubiera que aguantar las heridas del amor y un perdón pudiera poner fin a toda una guerra.

Me dijeron que tenía que decir te quiero cuando menos lo merecían. Y precisamente un te quiero hay que merecerlo, por eso yo prefiero guardármelos y susurrarlos en pequeñas dosis para aquellos que si lo merecen.

Y claro que mi vida tenía sentido antes de encontrarte, tu no me enseñaste a llorar, ni a enamorarme, ni mucho menos pretendas ser el primer error con nombre de mujer que aparece sin buscarlo por mi vida.

Os juro que lo he intentado, pero no me sale reventar mi orgullo con un falso lo siento que podría poner fin a esos silencios incómodos. Ni ese suspiro que encuentra medias verdades a una gran mentira.

Yo no quiero una princesa a quien rescatar de un altísimo castillo, ni arrastrarme por el suelo herido de muerte pero enamorado.

Siempre he preferido ser poeta que caballero, y escritor antes que príncipe. Así que si me permites voy a escribir mi cuento.Y tu siéntate a mi lado, solo si quieres (y puedes), inspirarme una bonita historia.











No hay comentarios:

Últimas 5 entradas escritas.
Widget últimas entradas Blogger