-->

Artículos de opinión

Invitando a dos copas al olvido

Salí a beberme la ciudad,
le había prometido dos copas al olvido.

A la tercera o cuarta tendría que haberme ido,
yo y mi estúpida manía de alargar
siempre el final.

Eran aproximadamente las 6 de la mañana
sentado en la puerta del bar
cuando ocurrió.

Apenas duró un par de segundos,
le dije tres veces puta
justo antes de colgarle.

Joder...

Nunca había dicho un te quiero más sincero.






www.AvecesTanSoloUnSegundo.blogspot.com



No hay comentarios:

Últimas 5 entradas escritas.
Widget últimas entradas Blogger